¿Qué es Complex Problem Solving y por qué tu empresa lo necesita?

Imagina que tu empresa tuviera un manual de instrucciones. Cada vez que tienes algún problema que resolver puedes acudir a él, buscar la solución y aplicarla.

Unas veces costará más, otras menos… pero siempre acabas encontrando el capítulo en el que se explica cómo hacerle frente y lo acabas resolviendo.

¿Qué sencillo sería todo, verdad? Bien, pues tengo una buena y una mala noticia que darte. La buena es que este “manual de instrucciones” existe y además puedes acudir a él cuando lo necesites. Se encuentra en la cabeza de los diferentes expertos de cada área de tu empresa. Es su conocimiento técnico, adquirido a través de experiencia y formación. La mala noticia es que no todo tipo de problemas se pueden solucionar acudiendo a un experto de área. Y con ello me refiero a los problemas complejos. 

Que es CPS

Veámoslo con un ejemplo: Tienes un tornillo que se mueve y es demasiado complejo para repararlo tú, así que tendrás que recurrir a un experto en apretar tuercas. Aunque sea complicado, él sabrá qué herramienta utilizar. Sabrá cómo usarla y también qué hacer si algo falla por el camino ¿Pero qué ocurre si el tornillo falla, no hay forma de apretarlo con ninguna técnica conocida y hasta los expertos han perdido la esperanza? Entonces estaríamos ante un problema complejo. A partir de aquí necesitas otro tipo de talento con unas habilidades basadas en metodologías más generalistas, necesitas a personas capaces de desencajarse la mente para resolver un problema de solución desconocida. 

Esta habilidad, que recibe el nombre de Complex Problem Solving, se encuentra dentro de las top 10 soft skills que según el World Economic Forum tendrán mayor demanda para el año 2025 por su importancia a la hora de anticipar los desafíos y las oportunidades a las que enfrentarán las empresas.

Tabla de contenidos

Ejemplos de Complex Problem Solving

Un buen ejemplo de Complex Problem Solving es cuando diseñas procesos y departamentos (que éstos al final son agrupaciones nominales de procesos) en tu empresa.

Simplificando mucho, en realidad lo que estás diseñando es el movimiento de los flujos de información en la empresa. Hay que verlo como un diseño de cañerías que fluye por dentro de toda tu empresa. 

Para resolver este problema entra en juego una disciplina que Javier Recuenco, uno de los mayores expertos de CPS en nuestro país, ha denominado Ciencias de la complejidad. Concretamente el Pensamiento Sistémico, que te ayuda a ver la organización como un todo, como un sistema. Aunque en menor medida también entrarían otras cosas en juego como el Factor X, que es algo así como el “Factor humano” (incentivos,  psicología, sociología… ). 

Volviendo al ejemplo, una de las muchas cosas que hay que tener en cuenta es que con cualquier diseño de procesos departamental optimizarás la comunicación entre algunas partes de la organización en detrimento de otras

Esto se aprecia muy bien cuando comparamos una organización que son 5-6 personas en la que no hay departamentos, donde los problemas de comunicación son menores con otra organización que empieza ya a alcanzar un tamaño considerable y donde ya se generan silos de información. Ahí es cuando empiezan a surgir los problemas y es una de las razones por las cuales algunas empresas no son capaces de escalar a partir de cierto punto. 

Los mánagers son un “mal necesario”, lo ideal sería que en ningún punto se cortase el flujo de comunicación, que no hubiese departamentos ni jerarquías, que fuese una organización lo más plana posible funcionando con equipos líquidos. Pero muchas veces hay que cortar por alguna parte, hay que elegir la opción “menos mala”, meter jerarquías y priorizar las rutas de comunicación y decisión más importantes.

Para resolverlo hay que hacerse diferentes preguntas como: ¿Dónde perjudica menos dificultar los flujos de información? ¿Qué implicaciones tendría? ¿De qué tipo? ¿Cómo podríamos minimizarlas? y resolverlas desde una perspectiva de visión global. 

Vamos a aterrizar un poco más el concepto con otro ejemplo: Para el caso de una empresa que vende SaaS (Software as a Service), si pones la gestión de producto en el departamento de tecnología, mejorarás la relación entre producto y tecnología, pero empeorarás la comunicación entre producto y marketing. Depende del momento en el que esté la empresa tienes que elegir una opción u otra. Todo no puede ser, tienes que tomar una decisión estratégica.

Te contamos cómo resolvemos los problemas que nos encontramos en nuestras Start ups, Únete👇

Beneficios de Aplicar CPS

Aunque la mayoría de problemas que surgen en el día a día de una empresa no son problemas complejos, sí que es cierto que al final éstos acaban surgiendo, sobre todo si tu empresa se enfrenta a alguna de las siguientes situaciones:

  • Periodos de alto crecimiento.
  • Obsolescencia de su modelo de negocio 
  • Situaciones anormales nunca vistas como la crisis del COVID-19. 
  • Reestructuración de equipos y procesos.
  • Bloqueos, estancamientos y puntos muertos.
  • Grandes cambios sociales / en el contexto general.   

Y otras muchas situaciones como la generación de estrategia y las tomas de decisiones generales que afectan a varias áreas de forma simultánea. 

Así pues, debido a la importancia de este tipo de retos, la diferencia entre resolverlos bien y resolverlos mal puede llegar suponer la viabilidad de la propia empresa.

Rubén Quilez
Rubén Quilez

CPSer en NODRIZA tech