Ir al contenido

Características de los profesionales más exitosos

Para que un profesional pueda alcanzar el éxito es necesario que defina sus metas y establezca sus límites. Sin lugar a dudas, estamos viviendo una época en la que el mercado es cada vez más exigente. Si bien es cierto, que no hay una receta perfecta para ser una persona exitosa, si hay algunos aspectos que garantizan resultados más positivos.

Las empresas buscan los mejores candidatos para lograr una mayor productividad y completar los objetivos. Por lo tanto, una buena actitud y la capacidad de liderazgo serán algunas claves para diferenciar a un profesional común de otro exitoso.

Suscribirme
Cualidades-trabajador-exitoso

Cualidades profesionales para el éxito

El mercado laboral está lleno de oportunidades laborales para las personas que tienen una actitud proactiva y positiva. Los candidatos con mayor formación, experiencia y capacidad de adaptación siempre tendrán más opciones de encontrar un empleo que se ajuste a su perfil.

¿Cuáles son las cualidades que debe tener un profesional de éxito? A continuación, enumeramos algunos aspectos que son decisivos para contratar a estas personas. Las empresas quieren un equipo humano que esté a la altura para conseguir una mejor reputación y aumentar su margen de beneficios. Por dicha razón, estudian a conciencia qué tipo de perfil les interesa para su negocio.

1. La actitud

El principio 90/10 de Stephen Covey, una autoridad internacional en liderazgo, se puede aplicar perfectamente al entorno profesional. Esto indica que el 85 % del éxito está en la actitud de la persona, más allá de los conocimientos que pueda tener.

Frente a una situación de crisis tenemos a personas resolutivas que se hacen cargo del problema y lo resuelven, mientras que, por otro lado, están aquellas que culpan a los otros y no enfrentan sus problemas.

2. El liderazgo

La capacidad de liderazgo empieza con el desarrollo personal, pero se aplica a cada uno de los ámbitos de nuestra vida. Este tipo de profesional es capaz de tomar la iniciativa y dirigir al grupo de forma correcta, además, velará para que haya un buen ambiente.

Este tipo de habilidades influyen de manera positiva en las personas, ya que será capaz de promover un cambio empresarial. Por regla general, los líderes saben emplear la comunicación de forma adecuada para alcanzar un objetivo en común.

3. El compromiso

Un profesional de éxito suele caracterizarse por su compromiso con el trabajo y cumplir con las funciones encomendadas. Puede ser una persona simpática y social, pero de nada sirve, si no es capaz de realizar un buen trabajo dentro del plazo previsto.

Por lo tanto, el compromiso laboral tiene que ver con el sentido de responsabilidad de los empleados en una empresa. Además, también influye en las metas y los valores de la propia organización.

4. El compañerismo

El trabajo en equipo y el compañerismo es una pieza clave en cualquier empresa para conseguir mejores resultados. Que haya un buen clima laboral y armonía entre los compañeros garantiza una mejor convivencia. La buena relación entre los miembros de un equipo favorece la motivación y reduce el estrés.

Si se mejora el bienestar del grupo, el clima de confianza va a aumentar y las personas se sentirán más satisfechas en sus puestos de trabajo. En este sentido, no solo hablamos de mejorar la productividad en el trabajo, sino también en hacer más agradable la conciliación entre la vida laboral y familiar.

5. La proactividad

Podemos entender la proactividad como una gestión responsable y con una alta capacidad de respuesta. En los últimos tiempos, este término es muy empleado y valorado, ya que esta actitud se valora mucho en los empleados.

Los empresarios o directivos buscan profesionales que sean activos y tengan una capacidad de respuesta y disposición ante cualquier circunstancia. No solo se refiere a superar circunstancias laborales, sino también personales.

Al final todo está ligado y afecta al desarrollo profesional. Por lo tanto, el individuo debe tener una actitud positiva para tomar el control e implementar ideas o técnicas que pongan de manifiesto su responsabilidad.

6. La asertividad

Esta es otra capacidad que nos ayuda a gestionar mucho mejor nuestras opiniones y expresarlas de forma clara y honesta siendo respetuosos con los demás. Es muy importante que una persona sepa defender sus ideas, pero sin generar discusiones con otras personas que puedan tener su propia visión sobre un asunto determinado. 

La inteligencia emocional es de vital importancia en el entorno laboral, por lo tanto, la asertividad se caracteriza también por saber gestionar los sentimientos y emociones según la situación. Este factor es fundamental en las relaciones sociales que se generan en las empresas.

En resumen, estas son algunas de las cualidades que tienen algunos profesionales que han alcanzado el éxito en su carrera. Aunque, también hay otras características que se relacionan con su formación profesional, el aprendizaje continuo, el manejo de las nuevas tecnologías, los idiomas o sus valores.