Ir al contenido

Cómo ser un CEO exitoso

Más de una vez me han preguntado algunos amigos o compañeros de profesión cómo llegar a ser CEO. En realidad es una pregunta que genera un silencio incómodo o una sonrisilla. Rara vez conocerás a alguien que te diga “quiero ser ceo” o algo por el estilo.

Un CEO no es un superhéroe, ni siquiera el más listo del lugar. Normalmente se trata de una persona normal que ha tomado una serie de decisiones en su vida profesional, y quizás con un toque de ambición y valentía.

Si quieres estar a la última en mundo startup y empresarial, no dejes pasar la oportunidad de unirte a nuestra comunidad:

Suscríbete a la Newsletter
como ser CEO de una empresa
Tabla de contenidos

Significado de CEO, ¿qué es el CEO de una empresa?

El Chief Executive Officer, o Consejero Delegado en español, es el puesto más alto dentro de la compañía. Si la compañía no tiene un órgano de “consejo de administración”, técnicamente no se trataría de un Consejero Delegado, sino de un Director General, Director Ejecutivo o Gerente. De todas formas se utiliza de manera indistinta, porque al final la responsabilidad es la misma.

Entonces… ¿el CEO es el dueño de la empresa? No. El CEO puede tener en su poder todas las acciones de la empresa, una parte (compartir con los socios) o incluso no tener ninguna propiedad de la compañía. Se puede contratar un gerente profesional y que cobre simplemente un salario y un variable en función de los resultados anuales.

¿Significa eso que el CEO no tiene jefe? La cruda realidad es que por mucho que algunos quieran llegar a CEO para ser “su propio jefe” se equivocan. Un CEO debe dar siempre explicaciones de sus decisiones a toda esta gente:

  • Clientes. El auténtico jefe. Les afecta todo lo que hagas y tienen el poder para cerrarte el negocio mañana
  • Empleados/compañeros. Si no comparten las decisiones que tomas, y no participan en ellas, acabarán abandonando la compañía. Además según lo que decidas puedes ser visto como un “tirano”.
  • Proveedores y acreedores. La gente que te suministra de productos y servicios tiene también una relación de poder con tu compañía. A veces toca dar explicaciones, y desde luego tomarás decisiones distintas a “lo que te gustaría” por las consecuencias que podría traer perder un proveedor de un día para otro
  • Inversores. Cualquiera que tenga acciones en la compañía tiene derecho a pedir explicaciones sobre lo que se hace con el dinero o en ciertos casos vetar acciones. Además  si el CEO no tiene control político de la compañía puede tener limitada su capacidad de decisión o ser despedido por el consejo, como cuando Apple despidió a Steve Jobs en 1985.

La formación es un elemento imprescindible para crecer y conseguir tus objetivos. Aprender a seleccionar los canales formativos y referentes en tu sector va a ayudarte en el camino para lograr tus sueños. Si quieres seguir aprendiendo de experiencias y conocimientos no dudes en suscribirte a nuestra newsletter y te mantendremos a la última:

Únete a nuestra comunidad

Cuáles son las funciones de un CEO

Para saber cómo ser el CEO de una empresa hay que entender primero cuál es el trabajo que desempeña en el día a día. Esto es algo que varía mucho de un CEO a otro, pero existen algunas funciones que se suelen repetir siempre:

Misión y visión

La primera pata para ejercer un liderazgo efectivo en una organización que puede pasar de 10 a 100 empleados en un año es definir el “para qué” hacemos las cosas. Una vez pensado, el mayor reto es conseguir que esto permee en toda la organización y los responsables de equipos sepan transmitirlo.

Estrategia

A partir de la misión y la visión se plantea una estrategia, con al menos un gran objetivo a alcanzar en los próximos años, y unos objetivos intermedios en los que se basará el plan estratégico. Es recomendable apoyarse en los equipos y sus experiencias para acometer el diseño de esta estrategia, ya que su implicación y feedback hará que la puesta en marcha sea más efectiva.

Cultura de empresa

Nace a partir de la misión, visión, y en especial de los valores. Es importante dejar esto claro, por escrito, y actuar en consecuencia. Los valores marcarán qué tipo de profesionales contratamos en todos los equipos, y una vez están dentro de la organización hay que potenciar el crecimiento de estas personas en base a esos mismos valores. Esto es lo que facilita que cuando la empresa crezca mucho no se generen problemas de convivencia y desacuerdos problemáticos.

Liderar el equipo directivo

El CEO también forma parte de un equipo, que son los directores. Son los responsables de departamentos como Marketing, Ventas, Tecnología, Operaciones, Finanzas, RRHH, etc. Cada organización tiene los suyos, y no siempre están todos. Lo importante es que trabajen de forma coordinada, se comuniquen muy bien entre ellos, y sobre todo sepan transmitir la estrategia y cultura de empresa a todos los equipos.

Asegurar la viabilidad

Un CEO siempre tiene un punto financiero, e incluso los que venimos de otras disciplinas como la ingeniería nos toca aprender un poco. Hay que vigilar los flujos de caja, ingresos y gastos para saber si te vas a quedar sin dinero y cuándo. Además el CEO suele ser el principal responsable de buscar financiación, bien sea a través de Business Angels, Venture Capital, bancos, subvenciones, etc.

Reportar a los inversores

En el caso de que haya inversores en la sociedad y/o un consejo de administración, el CEO (Consejero Delegado) es el que informa de la situación financiera. También debe responder del cumplimiento del plan estratégico y típicamente consultar sobre grandes operaciones como puedan ser fusiones, adquisiciones, venta de acciones, firma de grandes contratos, préstamos bancarios, etc.

¿Qué hay que estudiar para ser un CEO?

No existe un camino concreto que explique cómo ser director ejecutivo. De hecho es probablemente el puesto más generalista que existe en una compañía, y por tanto admite perfiles muy dispares

He visto CEOs que han montado su primera empresa sin apenas experiencia laboral ni haber acabado los estudios, mientras que hay otros que han creado su empresa después de 15 años en el sector de la consultoría, las finanzas o la ingeniería.

También hay muchos CEOs (sobre todo fuera del entorno startup) que llegan a ese puesto por ascenso y méritos. Algunos partiendo de puestos ejecutivos, pero la mayoría empezando desde abajo. Existen también los CEOs profesionales que son “fichados” de una empresa para otra en base a su experiencia.

Qué debe saber un Chief Executive Officer

Siempre nos han vendido desde Hollywood una imagen del CEO como un genio, una persona peculiar que da conferencias y va por la empresa soltando “sentencias” en reuniones aleatorias. La realidad suele ser distinta.

Un buen CEO suele tener una serie de conocimientos básicos que aplica en su día a día, y suele trabajarlos constantemente leyendo sobre ellos o consultando a expertos. Estos son algunos de ellos:

  • Liderazgo de personas y equipos
  • Estrategia empresarial
  • Organización y planificación de proyectos
  • Finanzas
  • Marketing y ventas
  • Diseño de producto y software (en empresas tecnológicas)

No todos los CEOs saben de todo, pero es necesario tener al menos unas nociones básicas de todas estas áreas y tratar de profundizar en ellas con el paso de los años.

Mis recomendaciones de formación

Aunque a muchos les gustaría, ninguna carrera o curso te dice cómo ser CEO antes de los 30. Sin embargo lo que más te puede ayudar son unos buenos libros. Aquí algunas de mis recomendaciones personales para empezar:

  • Beyond Entrepreneurship 2.0 (estrategia y liderazgo) de Jim Collins.
  • No Rules Rules (cultura de empresa) de Reed Hastings y Erin Meyer.
  • Nine Lies About Work (liderazgo de equipos) de Ashley Goodall y Marcus Buckingham.
  • 7 habits of highly effective people (productividad) de Stephen Covey.
  • The Lean Startup (estrategia y diseño de producto) de Eric Ries

Luego unos libros te llevarán a otros y acabarás teniendo más de los que te da tiempo a leer. Si esto te ocurre, ¡ya estás un paso más cerca de ser CEO!

Además no olvides buscar formación específica de las áreas comentadas en la sección anterior en las que te encuentres más verde. Todas son bien conocidas en el entorno empresarial y existen abundantes oportunidades.

Si te ha gustado y quieres recibir más contenido como este, no dudes en suscribirte a la newsletter en el siguiente botón:

Suscribirme

Otros contenidos de interés